Última actualización: abril 20th, 2021 - 11:26 am

La importancia de la higiene bucal

Última actualización: abril 20th, 2021 - 11:26 am

Uno de nuestros primeros artículos queríamos que fuese éste: la importancia de la higiene bucal, un tema que pocas veces tenemos oportunidad de tratar con vosotros y que cuando lo hacemos es porque ya se ha convertido en un problema y os recomendamos acudir al veterinario.

Pero esos problemas podían haberse solucionado de una forma sencilla y a la vez evitando el consiguiente malestar de nuestra mascota.

¿Porqué es importante la higiene bucal?

Pensemos que nos pasaría a nosotros si no nos cepillásemos los dientes a diario, poco a poco se crearían infecciones en nuestra boca que causarían malestar, dolor y finalmente tendríamos que acudir a un dentista para la extracción de la pieza.

Lo mismo les pasa a ellos, cuando comen se quedan pequeños restos de la comida adheridos a la parte inferior de sus dientes, esa comida crea una proliferación de bacterias que junto a la saliva forman la placa dental. Esto hace que se inflamen las encías (gingivitis) y si no se revierte la situación pasa a un proceso llamado periodontitis, donde la base de la pieza se debilita y o bien se cae o hay que extraerla.

Dientes con sarro
La boca de un perro con sarro en los dientes

Nosotros en seguida acudiríamos a un dentista ante el dolor, pero con los animales pasa algo distinto: ellos no dan muestra del dolor hasta que éste pasa a un nivel mucho más agudo, degenerando ya no sólo en un problema de dentición, sino también en algunos casos en problemas renales, hepáticos o incluso de corazón.

¿Tienen las mismas necesidades de higiene bucal todos los perros?

Debido al tamaño, a la raza o a la edad podremos observar que hay ciertos perros en los que los problemas de olor bucal, del sarro o de piezas que deban extraerse es más temprano y común.

Los perros de razas pequeñas, debido a tener una boca más pequeña tanto como al ph de su saliva necesitan mayor cuidado. Esto también nos pasa con razas llamadas branquicéfalas (bulldog inglés / francés, carlino o shitzu por ejemplo) al tener el hocico corto.

Además la edad es un factor determinante. Un animal al que nunca se le ha proporcionado este cuidado dental al cabo de los años tendrá más posibilidades de desarrollar sarro en las encías y serán candidatos de una visita a su veterinario.

Otro de los factores es la alimentación. Si nuestra mascota come habitualmente latas (comida húmeda) será más propenso a desarrollar sarro en sus encías. En este caso lo recomendable es darle de vez en cuando alguna galleta de premio para ayudar a la abrasión de la placa dental.

¿En qué consiste la higiene bucal?

Los humanos enseguida asociamos higiene bucal a la limpieza de los dientes con un cepillo y pasta dentífrica, pero en el caso de los perros se abre una amplia variedad de productos que podemos usar como complemento para desempeñar nuestro cometido.

Productos destinados a la limpieza dental

Cepillo de dientes y pasta dentífrica

Es esencial acostumbrar a nuestra mascota desde bien pequeños al uso del cepillo dental, así encontraremos menos resistencia e incluso, que lo tome como un juego y no algo obligado (más tarde os daremos unos pequeños trucos para iniciarlos con la limpieza de sus dientes).

El cepillo debe ser de cerdas suaves ya que sus encías son mucho más sensibles que las nuestras, y para ello hay varios tipos:

  • Cepillo dedal: es una casaca en la que ponemos el dedo y la introducimos en la boca del animal para limpiarle los dientes. Hay que tener cuidado de no utilizarlas en perros que tengan la boca pequeña, ya que será muy molesto para él y tendremos una respuesta negativa.
  • Cepillos habituales: de diferentes tamaños, según sea el tamaño de la boca de nuestra mascota. Algunos fabricantes proporcionan cepillos que llevan en cada extremo un tamaño distinto, para que podamos escoger el tamaño correcto para nuestra mascota.
  • Cepillos de doble ángulo: nos permiten limpiar tanto la parte externa como interna de los dientes a la vez, siendo más rápido el cepillado aunque algunas mascotas no lo llevan bien.

La pasta de dientes que utilicemos no puede ser una pasta de dientes para humanos. Nuestras mascotas son distintas a nosotros y por ello necesitan una pasta dentífrica especial para ellos.

En internet podemos encontrar recetas de pasta de dientes que podemos hacer en casa, pero no es recomendable que las hagamos. La mayoría de ellas se basan en el uso del bicarbonato, pero la ingesta de éste por parte de nuestros perros de forma continuada puede llevar a un problema de intoxicación. Por el contrario las productores de pasta dental para mascotas crean pastas dentífricas con distintos productos abrasivos (silicatos o calcio), o con antibacterianos (como los basados en la clorhexidina) que ayudan a luchar contra la gingivitis.

Otra de las ventajas de las pastas dentífricas que se comercializan es que tienen sabor, esto nos ayudará a crear el hábito de la limpieza dental con nuestra mascota.

Enjuagues bucales

En el mercado existen enjuagues antisépticos que mezclados con el agua que toman nuestras mascotas pueden ayudar a la higiene dental de éstas. Es un método fácil cuando nuestras mascotas son rehacías al cepillado, si bien es recomendable consultar siempre antes a un veterinario, pues la ingesta de este colutorio puede provocar en ciertos perros malestar en el estómago. Se uso indicado es con perros mayores de seis meses.

Sprays dentales

Son iguales a los enjuagues, pero con formato de spray.

Snack dentales

Chucherías diseñadas para ayudarnos a combatir la placa de sarro en nuestras mascotas. Muchas de ellas están basadas en la composición de la chuchería, pero algunas también tienen una forma especial que hacen que el animal roa la chuchería desgastando de forma abrasiva la placa dental.

Juguetes

Hay mucha variedad en el mercado, desde los que tienen una forma especial para ayudar a la eliminación de la placa, como algunos en donde introduciremos la pasta dental y nuestro perro se cepillará la boca usando este tipo de juguetes.

Es importante recalcar que el uso de juguetes no diseñados especialmente para nuestras mascotas pueden hacer un daño irreversible en su dentadura. El caso más habitual es el uso de pelotas de tenis para jugar lanzándoselas. Nuestro perro al cogerlas pueden dañarse las piezas dentales, incluso perder parte de éstas piezas.

¿Cómo iniciar a nuestro perro a la higiene bucal?

El momento idóneo sería cuando son cachorros, si bien nunca es tarde para intentar adoptar el hábito.

Hay una forma sencilla de comenzar y de que nuestro perro se adapte pero deberemos tener en cuenta:

  • que de un paso a otro debemos hacerlo en distinto día
  • debemos premiarle con una chuchería cuando acabemos la limpieza diaria
  • es preferible hacerlo por la noche, así nuestro perro tendrá menos energía y será más sencillo finalizarla con éxito.

Pasos a seguir:

  1. Le debemos dar la pasta dentífrica a probar a nuestro perro. Estas pastas cuentan con un sabor que es apetecible para ellos.
  2. Enrollamos un trozo de papel alrededor de nuestro dedo y manipulamos la boca de nuestro animal. La finalidad es que nuestra mascota pierda el miedo y confíe en la manipulación de su boca por parte nuestra.
  3. Empezamos el cepillado de su boca, empezando desde los caninos hacia la parte molar, siempre desde la zona más cercana a la encía hasta la parte final del diente. Debemos hacerlo despacio y con cuidado para intentar no hacerle daño (recordad que su encía es más sensible que la nuestra).
  4. En este caso el mismo día si vemos que nuestra mascota no se está impacientando, o bien cuando consigamos que el punto 3 lo acepte e incluso sea parte del juego, pasaremos a la parte de los incisivos donde su boca es aún más sensible.

La limpieza dental debemos hacerla mínimo tres veces semanales, si bien lo indicado sería hacerla de forma diaria.

Espero haberos ayudado!

5 1 voto
Califícanos
Suscríbete
¿Te notificamos sobre...
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos los comentarios